Buscar
  • Julian Garces Ocoro

Proyecciones en retrospectiva: misma escena, ocho años después.

Proyecciones en retrospectiva: misma escena, ocho años después.


A propósito de “A fuerza de repetición”, -cuyo enlace de lectura les dejo por aquí-, y de la presentación de HYBRIS de pulsosvitales el día de hoy en el marco del XIV Festival Danza en la Ciudad 2021, obra de la cual hace parte la escena que se expone en la foto, quiero compartir esta breve reflexión sobre la repetición, la reposición; aquellas acciones que permiten establecer un repertorio y configurar un repositorio, un lugar que opera como archivo y como memoria de nuestra poiesis. A propósito, del repaso de esta misma escena, 8 años después, que me da la posibilidad de ponerme en proyección y hacer mirada retrospectiva a los postulados y producciones que uno construye en su dromedar. Planteamientos interpretativos, coreográficos y demás narrativas y conceptualizaciones sonoperformativas corporales que con el tiempo uno reafirma. Modos de hacer, ver, mover y musicar que solidifican, materializan, corporalizan el terreno propio y su dominio de declaración.


En esta dirección, quiero agradecer a todos y todas quienes han acompañado este proyecto en uno u otro momento, de una u otras forma, compartiendo desde nuestras prácticas, desde la insistencia y las repeticiones de nuestras representaciones, actos que soportan y dan sentido a nuestra existencia tanto disciplinar como de vida: A la siempre sonriente Karol, la compañeristica y cómplice Vanesa, la polivalente y dispuesta Yonna, y la poderosa y bestial Azud, mi infinita gratitud por su interés en indagar acerca de esta danza percutiva o percugrafía, términos con los cuales, pulsosvitales, alude al desplazamiento de conceptos propios de la danza al terreno de la percusión y viceversa, reafirmandome ambigüa dromomanía, esa análoga dicotomía entre el huevo y la gallina. Esta particualar danza contemporánea y su ritmicidad y carácter deportivo… amorfo, multiforme.


Gracias a Kike por su comprensivo y pausado entendimiento. También por el hecho de estar aquí, hoy, dirigiendo musicalmente esta repetición que hace más de un lustro compartimos. A Pedro, por su percutiva ancestral bondad, y a Lorena, por su sofisticada sonoridad. Mi venia a Juan y a William por iluminar y “sonorizar” esta pieza, y a Andrea por infortalizarnos en sus fotogramas. Gracias también a los inseparables complementables John&Yeiner y su C.A.T. Productions. Que las coincidencias que hoy nos reúnen en tiempo y espacio sean longevas y cada vez más tangibles.


También mencionar al admirado Edwin, que a pesar de la distancia nos cobija con su bella música que compuso para esta obra. A la alegre Victoria y su hermosa voz, que siempre nos ilumina y nos despeja el alma siempre. Mi estimado sentimiento al octopus artístico-humanoide de Juan, a la inquieta y divertida Ivette y la dancística angelical Valentina y al sincronizador espiritual Felipe. A las alucinantes y rítmicas bailarinas de Vanessa y Estefanía, y a los versátiles Daniel y Santiago. Sobre estos últimos, con el primero, dimos cuerpo escritural a esta idea hace casi una década. El segundo, nos acompañará hoy en el público, a propósito.



Postdatas: (HYBRIS: behind the scenes proceso de creación 2013)



Bogotá,

Octubre 30 de 2021.



41 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo