Buscar
  • Julian Garces Ocoro

Trazo de un círculo escrito con la punta de los pies asendeando al conocer.

Actualizado: oct 30



Trazo de un círculo escrito con la punta de los pies asendeando al conocer: Comentarios, experiencias y postulados de un dominio de declaración.




Tras confirmarse mi selección con la obra JUNISA de alivetap, uno de los proyectos dancísitcos que lidero, para ser parte en la 5ta Bienal Internacional de Danza de Cali 2021 (mediante la Beca de Circulación Nacional en Danza de IDARTES) he experimentado un estado pausado de felicidad. Diría mejor, una felicidad tranquila, reflexiva, cavilante, sobre el trabajo realizado durante años. Sí, asistiré feliz acompañado de admirados colegas y cómplices a quienes agradezco la (a)puesta escénica permitiendome seguir escribiendo con la punta de mis pies. En lo personal, se cumple, en cierta manera, el trazo de un círculo maravilloso de vida en la escena dancística. Bailar/Escribir a través de las canciones escenificadas de nuestra obra/manifiesto titulada JUNISA.


JUNISA representó la oportunidad para enmarcar una (a)puesta escénica donde, además de ofrecer un sentido homenaje a artistas locales del género en nuestro contexto nacional que nos antecedieron, fue también una excusa para enfocar nuestro desarrollo creativo en una investigación musical que buscaba poner en diálogo los imaginarios más comunes del tap con aires tradicionales colombianos. Hoy sigue vivo es interés de vincular dichas sonoridades con aquellas de nuestra cotidianidad para relacionarnos con toda(s) la(s) cultura(s) y experiencia(s) que somos, preservando así, cierto reflejo, cercanía y complicidad con los paisajes que transitamos a diario.




Nací en Cali, maduré artísticamente en Bogotá, -entre otras ciudades del país y del mundo-. (Aún sigo perfilando mi carácter artístico). La historia que compartimos en aquí se gestó desprevenida en Barcelona en 2009. En 2011, se consolidó alivetap, y JUNISA vió la luz (escénica) en 2013. Su discografía se materializó en 2016. En 2020 casi logramos tener en el Festival BOGOTAP a Guillem Alonso, de quien aprendí Sand Dance (uno de los subgéneros del Tap, se podría decir.), ritmo que pusimos en diálogo con el aire musical de tonada de los de los llanos orientales (para el caso colombovenezolano). En 2015, junto a Antonio Vilchez (Perú) tuvimos en el festival a la maestra Heather Cornell (USA/Canada), de quien Guillem aprendió dicha técnica, según entiendo.


Por último, (y no menos importante) para cerrar estos comentarios, agradecer a Yonna Bernal en la Voz y la Gaita colombiana (o Kuisi), Lorena Ramírez en Piano, Pedro Jackson en la Percusión, Kike Harker en Contrabajo (y director musical para esta versión), William Ángel en el sonido y Juan Castañeda en la iluminación, (además a Jennifer Argaez en el vídeo y Andrea Mejía en la fotografía), quienes me acopañarán en esta experiencia en mi ciudad natal. Sin duda, también a Edwin Ospina (y su belleza compositiva musical), a Katherine Padilla, y a Victoria Laverde (por su sensibilidad en la traducción de mis sentimientos en la historia detrás de la Tonada barcelonesa). También a Gabriela Ramírez y Valentina Robertson (otras complicidades son de mí entero afecto cómplice en este proceso como lo son Mónica Burbano, Mariana Fisicaro y Adriana Muñoz) con quienes creamos y bailamos/escribimos esta pieza (entre otras) por muchos años y escenarios.


La bienal, tras la compleja convocatoria en la competí al lado de propuestas de otros y otras importantes y significativas colegas del sector local de la danza, será una buena oportunidad para volver a la mágica y necesaria experiencia en vivo y presencial de la danza, de la música, del teatro; en definitiva, del valor gregario del arte. Estos tiempos enigmáticos, a pesar de algunos aspectos tristes, nos ha traído una buena cantidad de beneficiosas oportunidades. Así es el caso que sucitó entrar en conectividad con la comunidad Tap Latinoamericano liderado por Freddy Corado (Guatemala) y Agustín Almirón (Argentina), además de otros y otras colegas de todo el continente. De este grupo, he contactado con más cercanía en medio de nutritivas charlas con Noelia Hernandez Coria (Uruguay) y Leo Dias (Brasil). Otra comunidad con la que he entrado en contacto en esta época es la Unión Latina de Tap liderada por Carolina Guzman Castillo (Costa Rica). En el territorio nacional emerge hoy @tapin_col liderado por Adriana Muñoz, Lina Moreno y Laura Torres.


Bueno, ya casi termino. Aquí sigo (re)construyendome a través del reflejo de estas declaraciones escribiendo… y... asendenando al conocer con mi práctica artística que gestiono por medio de la plataforma www.dromosproject.com. Así voy edificando ese perfil artístico particular y su dominio de declaración.


Sí, Guillem, el año pasado casi logramos hacer que conocieras, que pisaras (escribieras) con tus pies la sabana bogotana y cundinamarquesa, pero aquí (de nuevo) te comparto, -a tí, entre otros y otras colegas que admiro de tu ciudad y que tuve la oportunidad de conocer hace más de una década-, estas sonoridades que reunimos en esta versión en cuarteto que pronto presentaremos en Cali, de la Tonada barcelonesa.



Bogotá.

Agosto 5 de 2021


(Escuche la música de JUNISA en Spotify, Deezer, Itunes y Soundcloud)

🙋🏿‍♂️@dromosproject


___

#CalirenaceconlaDanza

#LaDanzaEnCaliUne

#LaDanzaNosVulveAConectar


52 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo